El Centro de Formación y Acción Social Ernesto Meneses, S.J.

Rebeca Acevez Muñoz · Enero 01, 2019

La misión del Centro de Formación y Acción Social Ernesto Meneses, S. J. (CFASEM) es promover la justicia social en los pueblos de Santa Fe, me- diante la gestión de proyectos sociales universitarios para el desarrollo de procesos de autogestión comunitaria, diálogo de saberes y reflexión crítica de la realidad. El Centro Meneses, como se le conoce, es un espacio de excelencia académica que posibilita proyectos de acompañamiento para la toma de decisiones respecto a la mejora en la calidad de vida de los beneficiarios.

Su trabajo se enmarca en la Pedagogía Ignaciana bajo tres ejes de acción:

1. Educación popular: La educación social forma personas capaces de ejercer su función de líderes y acompañantes en el propio contexto y comprometidos con la construcción de una sociedad más justa y solidaria. El CFASEM opta por dar una respuesta concreta desde la educación popular a través de proyectos educativos de calidad que parten de una pedagogía participativa, orientada al análisis y la transformación de la sociedad, con la mirada puesta en procesos de liberación y de construcción social comunitaria que desarrollen saberes compartidos para la generación de estructuras dignas y justas para todos.

2. Ciudadanía y cultura de paz: Consiste en generar procesos responsables, participativos e incluyentes con las personas y sus contextos, con el fin de elevar el desarrollo hacia una vida con dignidad. Es una forma alternativa de hacer política y comunidad que parte de propuestas propias que impactan el exterior y favorecen la construcción de la paz. Implica una construcción cuidadosa y delicada de los modos de relación, la toma de decisiones y la participación activa de las personas en los procesos que promueven el bienestar y la equidad y la seguridad de todas y todos desde la libertad, sin tener que recurrir a ningún aspecto o elemento violento.

3. Sustentabilidad: Promueve la transformación e innovación constante de las estructuras del CFASEM por estructuras ecológicamente sustentables, económicamente viables y socialmente justas, para la implementación de estas en los proyectos que el CFASEM impulse en pro del desarrollo social sostenible tanto del centro como de todos los espacios y sujetos que se relacionen con este; bajo una perspectiva interdisciplinar que propicie un sentido de responsabilidad compartido respecto a la mejora del ambiente como espacio habitable para la mejora de la calidad de vida de todos y todas.

Para procurar el desarrollo de estos ejes el CFASEM trabaja desde distintos programas que ofrecen un servicio de excelencia humana y académica acorde al ideario de la Universidad Iberoamericana. Los programas se estructurarán en las siguientes coordinaciones:

• Coordinación Educativa: Da acompañamiento a jóvenes y adultos a través de la asesoría personalizada para la acreditación de diversos grados educativos. construcción del conocimiento y la actualización profesional de habilidades para la vida y el trabajo.

• Coordinación de Vinculación: Reúne redes de conocimiento generadas en la Ibero y en las comunidades dentro de las colonias de los pueblos de Santa Fe para construir espacios (en la calle y dentro de la Ibero) de colaboración e intervención en el cuidado de la propia persona y los vínculos comunitarios.

Tanto los ejes como los sistemas de gestión parten de la metodología del CFASEM para la recuperación constante de procesos en la construcción de nuevas estrategias de operación y acción.

La Escuela de Café

El sentido de una universidad como la Iberoamericana no debe ni puede estar referido únicamente a la formación de profesionales. Su sentido radica primordialmente en las necesidades del entorno en el que se encuentra. De tal modo que la enseñanza, la investigación, la vinculación, la difusión y todo el quehacer universitario ha de estar dirigido explícitamente a la generación de posibilidades de transformación social. El Centro Meneses busca ser un espacio de realización concreta y cotidiana de esta vocación fundamental de la Universidad Iberoamericana.

El horizonte que nos provoca a imaginar esa otra sociedad posible no puede ser uno en el que no se subiera- tal el orden que establece las fuentes del conocimiento o la una direccionalidad dominante de la transmisión de saberes, prácticas y valores sociales. Caminar hacia otra sociedad posible significa, para quienes hemos pasado por este Centro, repensar y renombrar la realidad a partir del encuentro y junto con quienes padecen la cruda desigualdad de condiciones económicas, políticas y culturales a partir de las cuales realizar dignamente la vida. Este encuentro nos ha de llevar, en palabras del padre Adolfo Nicolás, a “organizar la convivencia bajo criterios de solidaridad, justicia y respeto mutuo, buscar prácticamente los valores que humanizan a las personas y a las sociedades”.

Así, el modelo educativo del Centro Meneses contempla la posibilidad de construir, en un diálogo de saberes, procesos de organización comunitaria que hagan posible la justicia social en los pueblos de Santa Fe. La educación popular, la formación para la ciudadanía y la cultura de paz y la sustentabilidad, son algunos de los caminos a través de los cuales la universidad promueve este proceso de encuentro de saberes, prácticas y valores sociales para la construcción de mejores condiciones de vida.

La esperanza como factor sustentante de todo proceso educativo fue el inicio del modelo. Y empapados de la nueva mirada que busca tener el Centro frente al enorme flujo informacional, los cambios en la economía global y su efecto directo en la configuración de fronteras y el fenómeno migratorio, por ende, las dinámicas laborales y la competencia global con demandas altamente exi- gentes y la efervescencia de los procesos y relaciones, se imaginó un modelo educativo capaz de acompañar el discernimiento de todos y todas en cada proceso de enseñanza-aprendizaje.

Ante estas características un modelo capaz de mirar la realidad en toda su complejidad para comprender y desarticular las demandas y las implicaciones de estas en la construcción de una mejor sociedad.

Se consolida así el modelo que acompaña el discernimiento dentro y fuera del Centro, en cada curso, taller, espacio de reflexión y análisis y que se evalúa a sí mismo respecto al logro de procesos de liberación, de construcción social y comunitaria, donde se desarrollen saberes compartidos para la generación de estructuras dignas y justas para todos y todas, un modelo capaz de generar nuevo conocimiento y construir procesos que posibiliten alternativas y estilos de vida que den una respuesta simple e integral a la realidad compleja que se nos presenta. Un modelo que demanda en todo momento estar alerta a la realidad circundante del contexto, y estudiar los mejores modos de colaboración en ella y desde ella.

Éste se piensa desde tres elementos clave:

1o El objetivo general del Centro desde su pertenencia a la Universidad Iberoamericana.

2o Las áreas de intervención determinadas en el diagnóstico de la escuela secundaria vespertina 231 en donde se prioriza el trabajo del área de Educación.

3o La segunda prioridad estipulada por la CPAL (junio 2010): “2. Profundización y articulación del trabajo con jóvenes. Intensificar nuestro acercamiento a la juventud, en especial a aquellos con capacidad de liderazgo, comprendiendo su realidad, promoviendo su formación integral, su opción de vida y su compromiso como servidores de la transformación social y la revitalización eclesial” (http:/www.sjmex.org/documentos/cpal2010.pdf).

Se piensa entonces en un modelo vivo de educación integral que contemple la acreditación de diversos grados educativos, desde el paradigma pedagógico ignaciano, y que logre acompañar al estudiante en el desarrollo de la propia responsabilidad y organización de modo exigente y en corresponsabilidad con su medio.

El diseño de programas que dieran forma al modelo educativo tuvo su horizonte puesto en la excelencia académica como motor de todas sus acciones; la selección de quienes acompañan el proceso, el diseño de los espacios, los métodos de enseñanza-aprendizaje, la innovación educativa y los procesos de evaluación- retroalimentación.

Estructuras organizativas, módulos, talleres, cursos y espacios formativos que se desarrollan de manera personalizada y apuntando en todo momento a la formación y capacitación para el trabajo, para la convivencia democrática, para impulsar el cambio y el desarrollo social y la formación ética.

En este sentido, la Escuela de Café, recientemente inaugurada, representa para nosotros la posibilidad de compartir y construir con las comunidades de Santa Fe y las familias de Yomol A’tel, un modelo distinto de formación para el trabajo, de organización, de creación de posibilidades y capacidades comunitarias que trascienden los esquemas dominantes de generación de riqueza. Buscamos crear juntos posibilidades y capacidades encaminadas a la autogestión, la solidaridad, la justicia y la equidad.

Es ese el horizonte que nos provoca. Con este nuevo programa aminamos un paso más, tal vez pequeño, o quizá no tanto, hacia nuestra razón de ser como Universidad Iberoamericana: la construcción de una mejor sociedad.

Otras noticias

Image Description
Marzo 06, 2019

Crónica Patch Adams Clowns

Pocas veces uno conoce a personas que viven su vida para hacer feliz a los demás. Esto fue algo que vivimos todos y conocimos, el día que salimos a caminar por las calles de Santa fe con los Patch Adams Clowns. A veces es necesario un poco de alegría y risas para despejarnos de nuestra rutina y aun que sea por algunos segundos, distraernos de todo menos de la risa y la alegría que transmiten estas personas.